Imagine

Te pasas media vida intentando enhebrar agujas con hilos deshilachados, pensando en que dirán si tus calcetines amanecen desemparejados, sonriendo con la boca cuando tus ojos claman por unas cuantas lágrimas, preocupándote de quien no se preocupa por ti, siendo esclava de lenguas ajenas, anejas y añejas. Mirando al horizonte anclada a puerto.

Un día el estómago te arde. Te sientas en un sofá silencioso y te preguntas:

-Eh, un momento ¿es esto lo que quiero?

Sin mucho esfuerzo llegas a la conclusión de que no y decides dejar de hacerlo. Decides cruzar al otro lado, golpear la perfecta piñata que pretendías hacer de tu vida y afrontar expectante el chaparrón sin miedo a mojarte.

Comienzas a cruzar los pasos de cebra en ámbar para sonrojar al semáforo. Sacas el dedito corazón a los pitidos que resuenan, como sirenas de guerra, en tus oídos. Te desintoxicas de toxinas ajenas. Pisas los charcos, chapoteas, decides vivir TU vida.

Entonces, una buena mañana, suena -Imagine- en el coche y te das cuenta de que nada importa, sólo ese preciso momento, sólo ese instante, únicamente lo que tú quieras que importe. Y sientes que eres libre. Y notas que tu mundo de abracadabras al fin se ajusta a tu cuerpo.

You may say I’m a dreamer. But I’m not the only one.

*Entrada que escribí hace tiempo en mi antiguo blog- “A la sombra de un sauce”-  y que curiosamente hoy acabo de comprender del todo.

Sushi Q.

john-lennon

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s