Elegante

El otoño es elegante. Pisar con mi hijo hojas crujientes y recoger piñas en el parque es elegante.

Un abrigo de paño azul oscuro sin abrochar al que de repente el viento abre de par en par es elegante.

Tus lentos parpadeos y tus ojos verde azulados son elegantes.

Elegantes son los Temptations cantando y bailando My girl.

Es elegante el pescadero cuando descama el pescado y todo se llena de virutas, como una ventisca de nieve.

El seseo de Louis Armstrong, al acabar cada estrofa, es elegante.

Es elegante que una persona que conoces en una fiesta de Halloween te regale un broche de murciélago con luces y lo prenda sobre tu disfraz, al lado del corazón. Esto es elegante, por el modo de hacerlo, y tremendamente tierno, muy tierno.

Las zanahorias estofadas en un guiso de mi madre son elegantes.

El hombrecillo que toca el serrucho, a modo de violín, en una calle de Budapest es elegante.

El barrendero de mi barrio es elegante y su sonrisa amable.

Tus manos bien cuidadas, dedicadas a curar gente, son elegantes.

Estamos rodeados de belleza y elegancia. Es una maravilla, es como magia.

¿Y a vosotros, qué os parece elegante? Me encantaría saberlo, escribir una lista, leerla frente a la chimenea y quemarla luego.

Es elegante el fuego quemando letras. No es elegante un bosque agonizando en llamas.

 

 

 

Anuncios