Si pudiera

Te enviaría mi olor, si pudiera. Ya sabes cómo huelo, a ese olor que destilan los abrazos mientras vemos una peli de miedo enredados.

No es la edad, 33, 41, es el momento, los modos de vida, los pararrayos 🙃

Te enviaría mi olor si pudiera, a la Tierra de los sueños ir a comprar…

‘Marius’. No quiero olvidarlo. Atardece, volvemos y nos revolvemos. Octubre. Atardece asalmonado.

Bonita. Precioso.

Risas. Ternura. Estás hecho de ternura. A mi aún no se me ha ido, me niego a perderla, no es justo.

Pasta, queso, funghi…

Siestas por separado.

Te agarro del brazo, lo coloco sobre mi hombro. Te beso de puntillas, me sujetas, no te llego ni a la barbilla. Bueno, sí, de puntillas.

Mi casa, mi bata que abrazas. Me subes el tirante, se me baja. Raso. Frío. Almohadas. Qué bien abrazas.

Estamos a millas, estamos a gusto. Estamos a millas…

Todo fluye, nada queda… bueno, sí queda. Poesía, risas, agujetas.

Eres tú y no eres tú. Lo sabes, lo sé. Te lo he dicho…

Si pudiera…

https://youtu.be/ZX4shuyfOxs

Dagas voladoras

Cada otoño resurjo.

Este otoño está comenzando como yo quiero que lo haga.

Este otoño está siendo apacible, redondo, tierno, sin aristas.

He cambiado de perfume y de color de esmalte de uñas (coral, no sé cómo puedes distinguir entre tres clases de rojo)

Voy despacito, sin agobios.

Acaricio y quiero a mi piel como nunca lo había hecho.

No tengo quebraderos de cabeza. Me siento bonita, rodeada de amor y de palabras suaves como el talco. Estoy recibiendo lo que regalo al universo.

No bajo la guardia. El otoño me abraza y acuna pero sé que la vida es cambiante y hay que prepararse para los inviernos. Dagas voladoras. Dagas al viento.

Estoy ilusionada, sigo disfrutando de mi soledad cuando estoy sola y de mi hijo cada segundo que comparto con él.

Paseo. Beso. Me pongo de puntillas. No tengo miedo.

Colores penetrantes. Colores cálidos. Colores que se esfuman.

Dagas voladoras.

Sushi Q.

Eres tú

Pintor Rosales. Nueve y media de la noche. Cigarro. Espero. Algo de nervios.

Aparcas, salgo, bajas.

Miradas a los ojos sin esquivarnos, pura química orgánica, los dos lo notamos, respiramos aliviados.

Uno ochenta y cuatro. Uno sesenta y ocho. Abrazo de puntillas, dos besos, nos miramos sin cortarnos, tu mano delicadamente en mi espalda, cruzamos.

Treinta y trés. Cuarenta y uno. Ingeniería industrial. Historia, vida y milagros. Nos sentamos.

Cansados. Relajados. Pádel. Gimnasio.

Hablemos. Hablamos. Todo fluye, no hay nada forzado.

Me encanta tu voz, tu risa, tus labios, tu mirada.

Me encanta tu barbita de tres días, tus pómulos, tu nariz, tu sonrisa, tu polo blanco, tus zapatillas de Tommy Hilfiger azules, tus pantalones color crema y tu estilazo (te he radiografiado en cuanto has llegado)

Te doy un cigarro. Me lo devuelves y esperas a que vuelva del baño. Me has mirado el culo, te he pillado (por eso he ido despacio)😏

Bromeo, te rindes a mis pies y a mi tortilla de patatas deconstruida. Te avisé: soy una chunga, ya lo estás viendo y te gusta, lo disfrutas.

Gaitas, francés, colores, golf, Bagger Vance, Wonderwall, Oasis, acuario, peces, arbotantes, viajes, Parador de Gredos, chimenea, alfombra, llueve fuera.

Me encanta tu olor, eres tan embriagante.

Tengo las manos heladas. Me las sostienes tiernamente, las cobijas, las abrazas.

Me encanta tu mirada…

Eres súper guapo…

Una aceituna, un beso, otro beso, nos besamos.

11, 12, 1…

Podríamos tirarnos toda la noche hablando pero la Luna está amarilla, es medio melón desgajado y no podemos quedarnos ahí parados.

Booking, coches, risas, gasolinera.

Madrid vacío. Dos gatos perdidos.

Llegamos. 131. Cerramos.

La influencer sueca tenía razón…

Eres tú (aunque no lo seas)

Eres tú. Esta noche eres tú.

*Y esto, en bucle, sonando…

IMG_2841

https://open.spotify.com/track/2dEVAvwPAJrWFErXxREGVX?si=TFu2kOsURSCyTQts5i3g4g

https://youtu.be/9SXCxHCt6zw