Dagas voladoras

Cada otoño resurjo.

Este otoño está comenzando como yo quiero que lo haga.

Este otoño está siendo apacible, redondo, tierno, sin aristas.

He cambiado de perfume y de color de esmalte de uñas (coral, no sé cómo puedes distinguir entre tres clases de rojo)

Voy despacito, sin agobios.

Acaricio y quiero a mi piel como nunca lo había hecho.

No tengo quebraderos de cabeza. Me siento bonita, rodeada de amor y de palabras suaves como el talco. Estoy recibiendo lo que regalo al universo.

No bajo la guardia. El otoño me abraza y acuna pero sé que la vida es cambiante y hay que prepararse para los inviernos. Dagas voladoras. Dagas al viento.

Estoy ilusionada, sigo disfrutando de mi soledad cuando estoy sola y de mi hijo cada segundo que comparto con él.

Paseo. Beso. Me pongo de puntillas. No tengo miedo.

Colores penetrantes. Colores cálidos. Colores que se esfuman.

Dagas voladoras.

Sushi Q.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s