Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos:

Que nos dejen de matar, violar, atemorizar.

Hemos sido buenas, nos hemos unido, hemos llorado por nuestras hermanas, el morado ha inundado nuestros estados de whats, nuestros corazones y nuestras manos.

Nos gusta el negro, pero no el del luto incesante que parece que no acabe; nos gusta el negro en pantalones pitillo, en raya del ojo, en rímel, en uñas, en botines de tacón eterno aunque no nos haga falta para que se note que somos largas, muy largas, de mente y de talla.

Nos gusta que nos dejen en PAZ, que no nos digan por la calle que sonriamos que así estamos más guapas.

Odiamos que algunos, demasiados aún, se coloquen el paquete delante de nuestras narices y se desparramen como si al hacerlo nos pusiera cachonda su virilidad… que lo hagan antes de salir de su escombrera, no sé, es un consejo, da asco, mucho, asco puto…

Nos gusta salir a correr de noche sin escolta (gracias), nos gusta emborracharnos y bailar con los ojos cerrados, no necesitamos esas babas que, a veces, nos llegan desde la barra…

Nos gusta follar con quien queramos. No somos de nadie, nuestros escotes son nuestros, que no osen apropiarse de ellos.

Si me pinto los labios de rojo es porque me pone cachonda mirarme al espejo y hacer un homenaje a Robert Smith mientras canto a todo volumen: Just like heaven.

Si me pinto los labios de rojo es porque adoro besar a mi hijo en la mejilla y que sepa que la madre que lo parió le adora.

Mis labios son míos, no son una incitación a que los muerdan, los besen o los violenten.

Mi opinión es mía, que no se atrevan a empequeñecerla o despreciarla.

Somos valientes, queremos ser libres.

Seguiremos siendo valientes, si no lo somos la vida nos come… pero ser valientes y además libres ¡wow, debe ser la hostia!

Queridos Reyes Magos, que nos dejen de matar, violar, atemorizar.

img_5290