De tintineos, aplausos, egoísmo y vasos canopos

Tintinear es una palabra muy bonita. El tintín que debía escucharse a estas alturas de la primavera ha mutado en aplausos, ladridos de perros desesperados y suspiros de niños y mayores.

Estoy acogiendo todos estos sonidos, en esta nueva etapa de mi vida (de nuestras vidas), como algo animoso, desesperante, conciliador e inspirador. Una amalgama de cosas espeluznante y, a la vez, apasionante.

Salgo a la terraza, respiro el aire fresco de la sierra, pasa un autobús, pienso en los conductores, los pasajeros. Los visualizo tensos, con miedo, les envío ánimo en silencio.

La poli, una ambulancia, los de la prote. Aplausos a las 20:00, contención de la emoción (aún queda mucho, no me permito emocionarme).

Pienso en mi prima Leti, enfermera, madrileña, dándolo todo por todos. Gracias. Valiente.

Pienso en los mayores, en los abuelos y en su sabiduría. En el Senado Romano.

No rezo por los fallecidos, soy atea, los guardo en mi corazón ‘amariposillado’. Me alegro por los dados de alta. Ole.

Pienso en mis vecinos, maravillosos. En los que trabajan a destajo en los supermercados (Anita, te quiero)

Me refugio en mi hijo, en mi familia (tíos, primos…) en las Video llamadas no pronosticadas que te descabalan el día a día rutinario que te has creado y que acaban estallando en carcajadas descabelladas (Mau, Marcos, Carlos)

Aprovechad esta oportunidad para fortaleceros. Ahorrad energía y no la malgastéis en el odio visceral. Guardad vuestros vasos canopos para meter esas vísceras bien dentro y, si queréis, sacadlas cuando todo esto termine. No es momento de odiar ahora. No es momento del: ‘y tú más’.

Creo, y puedo equivocarme, que es momento de unirse, da igual el color, la talla de vaqueros o de sujetador (si es que lo lleváis puesto 😉)

Creo que es hora de dar la talla como seres humanos. Creo que ya va siendo hora de contener al peor virus que se inventó: el egoísmo.

Sushi Q. (Jodida, como todos, pero fuerte, mucho, quizás demasiado. O no. En peores me he visto y he salido) ¡Ánimo!

Un comentario sobre “De tintineos, aplausos, egoísmo y vasos canopos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s